La artesanía malgache

Que se traten de los objetos de uso corriente,  de los juegos, de los instrumentos músicos o de los objetos ornamentales con carácter sagrado o artístico, la artesanía  malgache es rica en materias naturales… La facultad de sacar provecho de su entorno engendró una multitud de objetos de formas y de colores originales. Hoy día, el fenómeno mundial de la vuelta  a la naturaleza y a los materiales auténticos coloca a Madagascar entre los países  de gran potencial en materia de artesanía.

El papel “Antemoro”
Es un papel fabricado conforme a los antiguos procedimientos Antemoro descubiertos de nuevo a principios del siglo pasado por Pierre Mathieu quien había creado una empresa en Ambalavao y el cual funciona hasta ahora. Enteramente realizado a mano y secado “en el claro de luna”, el papel es de color blanco crudo. De un aspecto espeso y granuloso, se incrusta a menudo en ello flores secadas muy decorativas.  Se le usa para realizar cubiertas, papeles de cartas, sobres, pantallas, …

El arte “Zafimaniry”
Este arte está  vinculado al grupo étnico Zafimaniry que vive en una región de bosques, al sureste de Ambositra. Reputados por su trabajo en madera, los Zafimaniry realizan de manera tradicional numerosos objetos de uso corriente como sus casas y postigos labrados, cofres de madera esculpidos, tarros de miel, cerbatanas, etc. Ambositra, pequeña ciudad  donde se establecieron desde el principio del siglo pasado misiones religiosas, las cuales habían favorecido la emergencia de una artesanía  más comercial con la producción de figurinas, juegos de ajedrez, muebles u otras esculturas en madera.

Los objetos de hojalata
Por desgracia ¿hubiera desaparecido el oficio de hojalatero en nuestro país? No obstante, en vista de las necesidades locales,  la recuperación y la transformación están integradas en la economía . Una pléyade de objetos se fabrican a partir de chapas de recuperación y de latas. Regaderas, cubiletes, cántaros, picos vertedores, pero también juguetes, maquetas que reproducen los taxi-brousse (modo de transporte colectivo que reune dos regiones), otros tipos de coches y motos.

Los instrumentos músicos
Numerosos instrumentos tradicionales se utilizan todavía durante las fiestas y ceremonias locales. Se fabrican esencialmente a partir de pieles, madera y bambúes. Se puede citar el Valiha, instrumento de cuerda compuesto por un cuerpo de bambú y por varias cuerdas tendidas alrededor de éste ; los diversos modelos de tambores, cítaras y flautas.

La cestería
Una multitud de objetos utilitarios se fabrican por toda la isla a partir de fibras vegetales tales como la rafia, el junco, las palmas de “satrana” (palmeras) o de cocotero. Los usos prácticos no faltan, entre los cuales se pueden citar las cubiertas de tejado, los tabiques de las casas, los sombreros, las cestas, las pleitas de varios colores y de diferentes formas, etc.

Las piedras
El subsuelo de la Gran Isla entraña numerosos minerales y en su mayoría, la explotación todavía se realiza de manera artesanal. Los lapidarios transforman los bloques de piedras brutas, que proceden del “campo”, en diversos objetos decorativos. Bolas, ceniceros, huevos pulidos o trozos de madera silicificada. La exportación de piedras es sujeta a una autorización previa otorgada por el ministerio competente.

La lista de los productos de artesanía malgache es muy larga pero se puede también citar los batiks y la pintura en seda, los bordados en telas (manteles, cortinas, etc.), los quitasoles y las sombrillas, etc.

arriba de página